Clorador salino

Si estás pensando en comprar un clorador salino barato infórmate de los modelos y precios económicos que te ofrecemos en Caldarium.

La electrólisis salina es el sistema con el que olvidarás el pesado tratamiento con cloro de las piscinas. Ahora, utilizando un clorador salino ganarás en seguridad y comodidad. El proceso de cloración salina es un sistema natural de depuración del agua que funciona con sal, y no con cloro, que es el elemento que se encarga de la purificación del agua.

A la hora de elegir un clorador salino es importante que nos dejemos asesorar por profesionales. Si quieres que te informemos puedes venir a visitar nuestra Tienda Caldarium en Rivas Vaciamadrid, llamarnos al 91 485 36 56, o escríbanos y solicite presupuesto.

promocion clorador salino

Cuatro ventajas por las que comprar un clorador salino

¡Adiós al cloro!
Utiliza sal, un antiséptico suave y natural

Disfruta del tiempo.
Ahorra un 80% en tareas de mantenimiento

Fuera ojos rojos.
No produce irritación en ninguna parte del cuerpo

Gana en seguridad.
No tendrás que manejar productos químicos

¿Necesitas saber más sobre cloradores salinos?

El clorador salino para piscina es el producto por el que están optando cada vez más personas para desinfectar su piscina. Ya hemos visto que incluso las cadenas de hoteles 5 estrellas lo destacan entre sus potentes particularidades, e innumerables piscinas de natación profesional y complejos están optando ya por este sistema, que resulta beneficioso en todos los ámbitos.

Un clorador salino (también conocido como electrolizados de sal) es un sistema de cloración de la piscina que crea cloro a partir de cloruro de sodio (sal). Ante de que nuestro sistema de electrolisis salina (o de cloración salina) pueda comenzar a funcionar, será necesario verter sal natural a la piscina, hasta generar una concentración de 3000 ppm.

Una vez realizado esto, el agua, ya salada, viaja a través de un sistema de la piscina, entrando en el clorador, y pasando por una célula de sal. A medida que el agua fluye a través de ella, una corriente continua de baja tensión inicia la electrolisis a través de unas placas. Entonces, la sal y el agua rompen en gas de hidrógeno y ácido hipocloroso, que desinfecta el agua de la piscina y, finalmente, vuelve a convertirse en sal, repitiéndose el proceso.

Mitos y verdades sobre la cloración salina

Si deseas comprar clorador salino en Madrid, debes tener en cuenta varios aspectos. Los factores ambientales y los microorganismos que se reproducen en el agua pueden hacer que una piscina tenga que requerir un mantenimiento constante. Esta es la razón por la cual se usa alguna forma de solución de cloro para desinfectar el agua de manera que la gente pueda disfrutarla por completo.

Un generador de cloro o clorador salino es una buena alternativa. Como ya hemos mencionado antes, se trata de un equipo que utiliza cloruro de sodio (la sal de mesa común) como ingrediente base, del cual genera cloro. Este proceso lo hace a través de un proceso conocido como electrólisis. El cloro generado se dispersa en el agua. El cloro disuelto comienza a funcionar al desinfectar el agua de la piscina para que no se ponga mugrienta y desagradable.

Mucha gente pregunta si es realmente interesante comprar clorador salino en Madrid. Esto obedece a una creciente popularidad de los sistemas de agua salada en las piscinas residenciales y comerciales. Muchos están considerando cambiar de cloro a sal. Su razonamiento se debe a que parecen creer que el agua salada significa que no hay cloro en el agua; una creencia que, aunque incorrecta, está muy extendida. Sin embargo, puesto que no tiene los efectos nocivos del cloro como lo hemos entendido hasta ahora, se habla de la eliminación del sistema de cloro.

Las propiedades de desinfección del cloro han ayudado a mejorar las vidas de miles de millones de personas en todo el mundo. El cloro también es un componente químico esencial, utilizado para fabricar muchos productos que contribuyen a la salud y la seguridad pública, la tecnología avanzada, la nutrición, la seguridad y el transporte. El cloro se produce a partir de sal ordinaria. Es por ello que es 100% viable comprar clorador salino en Madrid.

Uso del cloro en las piscinas y otros depósitos de agua

La química del cloro ayuda a mantener segura el agua potable y sobretodo el H2O de las piscinas. Antes que las ciudades comenzaran a tratar rutinariamente el agua potable con desinfectantes a base de cloro, miles de personas enfermaba por problemas con la salubridad de este líquido.

Los desinfectantes de piscinas ayudan a mantener las aguas seguras al destruir patógenos transmitidos por el agua. Estos pueden acarrear problemas en la piel y algunas otras complicaciones. Lo cierto es que el comprar clorador salino en Madrid se ha vuelto una buena alternativa para los habitantes de la capital española. Es una herramienta de mucha calidad y que muchos consideran más natural que agregar dosis de cloro a una piscina.

Cuando se usan correctamente los desinfectantes a base de cloro, éstos ayudan a proteger a los nadadores de las bacterias y otros gérmenes. Además de matar gérmenes peligrosos como virus y parásitos, el cloro ayuda a reducir los sabores y olores desagradables en el agua. El cloro también ayuda a eliminar mohos y algas que comúnmente crecen en los depósitos de suministro de agua.

No obstante, también que tener cuidado con el exceso de cloración. Por ello, la opción de comprar clorador salino en Madrid es perfecta para mantener un ideal balance del cloro en una piscina.

Mito: el agua salada significa que no hay cloro en la piscina

Falso. Los sistemas de sal son en realidad generadores de cloro, usando un proceso llamado electrólisis. La electrólisis ocurre al enviar electricidad a través de agua salada (cloruro de sodio o NaCl), que interactúa con el ion cloruro en la sal. Esto crea cloro en el agua, que sigue el flujo de agua en la piscina.

Al comprar clorador salino en Madrid sigue habiendo cloro en la piscina. No obstante, esta cloración se genera en la propia piscina. El cloro no es un elemento externo que se añade.

sistema electrolisis salina en madrid comprar piscina¿El agua salada es más saludable que el cloro para la piel?

El agua salada resulta mucho mejor que la de una piscina con cloro tradicional. Notaremos menos irritación o sequedad en la piel después de nadar. Además, una piscina con agua salada puede llegar a tener un toque romántico. Nos recuerda el agua del mar. Hay gente a la que eso le encanta y en parte los motiva a comprar clorador salino en Madrid.

Realidad: un sistema menos costoso

Después de los costes iniciales de instalar un sistema de generación de sal, puede ser muy rentable. Ya que no necesita agregar cloro todas las semanas (solo sal), su presupuesto de funcionamiento puede reducirse usando un generador de sal. A diferencia del cloro líquido, los generadores de sal producen constantemente la misma cantidad de cloro.

Hay que tener algo en cuenta. Los costes iniciales de instalar un sistema generador de sal pueden ser altos. Los sistemas de cloración tradicionales cuestan bastante menos. Sim embargo, a la larga comprar clorador salino en Madrid resulta mejor.

Con piscinas de agua salada, los propietarios tienen que tratar el tema de la corrosión tanto en su sistema de agua (bombas, filtros, calentadores, tubos metálicos, etc.) como en el aire interior (acero estructural en el edificio, equipo de cubierta de metal, luces y electrónica).

El agua salada es un conductor de electricidad. La sal hace que la corriente eléctrica viaje a través del agua para llegar al metal. Este proceso corroe el metal mucho más rápido de lo normal. Por lo tanto, al comprar clorador salino en Madrid hay que tomar ciertas medidas para evitar esto. No hablamos de algo complicado. Ocurre también en piscinas que se encuentran cerca de la costa y, por ende, se exponen a las sales marinas.

La importancia de un clorador salino de calidad

Comprar clorador salino en Madrid de buena calidad le ayudará a mantener sus tuberías limpias y abiertas, lo que a su vez mantiene la presión del agua normal. Recuerde controlar y administrar regularmente su nivel de pH. Las células de sal generan calor, lo que estimula que el calcio forme una costra. Dicho en otras palabras, mantener una piscina con sal es mejor que el sistema de cloro, pero tiene implicaciones que se deben respetar.

El proceso de electrólisis crea cloro a partir del cloruro de sodio, pero también libera hidróxido de sodio (NaOH). El hidróxido de sodio aumenta su nivel de pH. Además, el proceso genera más calor. Por ende, la gente nota que una piscina con un sistema de sal es más tibia. Esto es perfecto si la piscina se usa en horas nocturnas. También, minimiza la sensación térmica al sumergirse en el agua.

Lo cierto es que comprar clorador salino en Madrid proporciona un nivel constante de desinfección y elimina la carga de transportar productos químicos a la piscina. Es una suerte de sistema auto-limpiante. Permite reacciones dentro del agua, de manera que el H2O se depura por sí mismo.

Muchos consumidores dicen que el agua en una piscina de sal se siente mejor en su piel. La gente gusta más de sentir el agua en estas condiciones que con una dosis de cloro. Además, el líquido se siente más natural, menos inyectado de químicos.

Una piscina de agua salada tiende a tener un pH más alto que las piscinas desinfectadas con cloro tradicionales. Como resultado, usa más ácido muriático o pH Minus que las piscinas desinfectadas con cloro tradicionales. Este es un detalle de mantenimiento que se debe considerar al comprar clorador salino en Madrid.

Tener una piscina de agua salada es menos costoso porque no tienes que comprar cloro. Igualmente, es una labor de mantenimiento menos engorrosa. Además, la calidad de agua es mejor. Se parece más al sistema con el cual el agua se mantiene en el mar. A esto se añade que es más fácil lavarse de la piel el agua salada que el agua con restos de cloro. Además, el típico olor sobrecargado de cloro de una piscina deja de estar presente.

ojos rojos y cloro clorador salino madridAlgunas consideraciones finales sobre este tema

Muchos propietarios de piscinas eligen comprar clorador salino en Madrid porque están buscando una mejor calidad del agua y seguridad. Nadar en agua más suave, que no sea irritante, que huela más a limpio… También, que sea más higiénica cuando se hace un mantenimiento adecuado es una ventaja definitiva.

Algunos no quieren lidiar con el transporte, el almacenamiento y la gestión de productos de cloro peligrosos. El cloro no es fácil de manipular. Genera irritación en los ojos y en la piel. Las piscinas de agua salada mantenidas adecuadamente proporcionan todas estas ventajas distintivas. Por ello, se recomienda comprar clorador salino en Madrid.

La mayoría de los nadadores en una piscina de sal informan de que el agua se nota más suave y su piel se torna más lisa después de un baño. Además, el propietario no tendrá que tocar el cloro, que puede ser peligroso para su salud y su piel.

Muchos minoristas de piscinas, profesionales de piscinas y constructores, a menudo mencionan los beneficios de estos sistemas. Lo cierto es que un método en auge. Por eso, comprar clorador salino en Madrid es una gran opción.

clorador salino piscina madrid

Clorador salino piscina: El agua en óptimas condiciones

Existen diversos métodos para mantener el agua de tu piscina en óptimas condiciones. La esterilización del agua de la piscina es un tema que siempre preocupa, tanto en piscinas particulares como en públicas, ya que muchas personas pueden compartir el mismo espacio y el mismo agua. Por suerte, existe un sistema con una buena eficacia, bajo coste y fácilmente automatizable: la cloración salina; este sistema es llevado cabo por medio de un aparato específico.

En este artículo te explicaremos la función de un clorador salino para piscina y todo lo relacionado.

Objetivo: desinfectar el agua de forma más natural

Dentro de los sistemas tradicionales y los más comunes para el tratar la desinfección del agua, se conoce el uso habitual del cloro e incluso de bromo. La realidad es que, la frecuente exposición del agua a tales productos químicos a la hora de disfrutar de nuestros baños en la piscina, puede producir una considerable cantidad de problemas para la salud.

En la actualidad se han descubierto dentro del sector de las piscinas una amplia gama de métodos alternativos que se encargan de reducir la presencia de estos productos químicos en el agua. A estas alturas, ha incrementado muchísimo la cantidad de usuarios que optan por la desinfección con compuestos minerales (como cobre o zinc), por medio de radiación ultravioleta, osmosis inversa, filtración por diatomeas, ozono, cloración salina, etc. todas ellas alternativas eficaces con el único objetivo de tratar la desinfección del agua de nuestras piscinas.

En comparación con el cloro tradicional, la instalación de este sistema implica una gran cantidad de ventajas en todos los sentidos. Esto lo ha llevado a ser la solución ideal y la más popular. Es muy práctica para la purificación del agua de las piscinas, tanto públicas como privadas.

Básicamente se separa el cloro del sodio, el cloro se encarga de desinfectar el agua y luego vuelve a combinarse con el sodio creando sal otra vez. Y se repite el ciclo de manera indefinida.

Las grandes ventajas de un colador salino en Madrid

Como ya hemos mencionado anteriormente, este sistema este sistema tiene muchas ventajas, que te resumimos aquí:

Cabe destacar que la cloración salina no estropea el pelo ni sus tintes, y tampoco daña el material de los bañadores y bikinis.

Historia de la electrólisis salina

La electrólisis es un método de separación de elementos y compuestos unidos, pasando una corriente eléctrica a través de ellos. Se utiliza una corriente eléctrica directa para impulsar una reacción química no espontánea.

La electrólisis es una opción prometedora para la producción de hidrógeno a partir de recursos renovables. La electrólisis salina es el proceso de usar electricidad para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno.

Esta reacción tiene lugar en una unidad llamada clorador salino, conocido también como electrolizador. Los electrolizadores o cloradores salinos pueden variar en tamaño: podemos ver pequeños equipos del tamaño de aparatos adecuados para la producción de hidrógeno a pequeña escala.  Y también existen instalaciones de producción central a gran escala. Estos podrían vincularse directamente a formas de energía renovables u otras formas que no emiten gases de efecto invernadero.

El proceso es extremadamente útil para producir una variedad de elementos y compuestos, que incluyen hidrógeno, oxígeno, cloro, litio, sodio, potasio, aluminio, hidróxido de sodio, clorato de potasio...

La electrólisis del agua se usa en submarinos y estaciones espaciales para generar oxígeno para la tripulación y también para purificar el agua. Ambas aplicaciones dependen de un suministro eléctrico abundante, que es proporcionado por grandes sistemas de energía.

Los inicios del proceso de electrólisis salina

Los inicios se remontan al año de 1834, cuando el reconocido físico de nacionalidad inglesa Michael Faraday se dio cuenta de que había muchos elementos que podían ser separados al pasar una corriente eléctrica a través de una sal fundida. Esto se convirtió en la base de la primera ley de la electrólisis.

Esto da pie al inicio de una nueva forma de crear sistemas con base a este tipo de energía. Por ejemplo, en 1932, Charles H. Garrett de EE. UU es el primero en operar un motor de combustión interna con agua, usando la electrólisis del agua. Además, obtiene una patente por ello. El objeto principal de la electrólisis es proporcionar por medio de la sal y el agua, energía.

Lo cierto es que la electrólisis inicialmente se usa para obtener energía. Pero también permite crear reacciones químicas para obtener ciertos productos. Este principio ha dado pie al inicio de otros medios para la purificación de las aguas alternativos al cloro químico.

Algunas derivaciones de la electrólisis salina

Su implementación en la purificación del agua en piscinas es en el año 1952. Sin embrago, es en 1972 cuando comienza a ser utilizado comercialmente. En la actualidad, su uso es común en países de Europa y se destaca en países como Australia y Estados Unidos. Los primeros sistemas de electrólisis salina datan de España en el año de 1993.

Con el pasar de los años tomamos más en consideración las ventajas de un agua sana y ecológica, su automatismo y sencillez. El gran boom de demanda se produce en la primera década del siglo XXI. Por ejemplo, en España hay una demanda anual de más de 850.000 en piscinas existentes, ya sean públicas o privadas, abiertas o climatizadas.

El principal componente para lograr la electrólisis es un electrolito. Se trata de una sustancia que contiene iones libres, que son los portadores de corriente eléctrica en el electrolito. Si los iones no son móviles, como en una sal sólida, entonces la electrólisis no puede ocurrir. El clorador salino no podría trabajar.

También se necesita un suministro de corriente continua, el cual proporciona la energía necesaria para crear o descargar los iones en el electrolito. La corriente eléctrica es transportada por electrones en el circuito externo.

historia de la electrolisis salinaLa fabricación de equipos de electrólisis salina

En el año 2006 se fabrican a nivel mundial más de 175.000 unidades de clorador salino. Se estima que en 2008 se alcanza la cifra de 200.000 unidades. De hecho, de las 25.000 piscinas privadas nuevas que se construyen al año en España, un 65% ya utiliza el clorador salino.

Estos sistemas para piscinas incluyen un tanque y una película de polielectrolito sólido que separa el tanque en porciones primera y segunda. Los electrodos se colocan en lados primero y después opuestos a la película de polielectrolito. Una fuente de alimentación está conectada a los electrodos. El sistema incluye medios para introducir agua en el fondo de la primera porción del tanque. Igualmente, un medio de vibración trabaja  sobre la película de polielectrolito, los electrodos y el agua.

Se proporciona un regulador de potencia que regula la fuerza de la fuente de alimentación e incluye un elemento electrónico que genera calor. El elemento electrónico está montado en el tanque para calentar el agua.

Como has podido comprobar, la electrólisis salina tiene una alta demanda. Se estima que apenas unos añós será el sistema más habitual en las piscinas de todo el mundo.

Back to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies